Miguel Rubio and Teresa Ralli
?Cuales son los materiales, fuentes para este proyecto Antígona?. En primer lugar yo creo que el más importante es la situación de guerra que vivió el Perú, la guerra interna que dejó como saldo 25,000 muertos de los cuales entre 3 y 5,000 son desaparecidos. Los medios de comunicación  nos saturaban cada noche con imágenes de madres, esposas, mujeres, hermanas buscando el cuerpo de sus hijos. En el mundo andino el acto de enterramiento es muy importante, tan importante que cuando no se encuentra el cuerpo se velan las ropas. Se ponen las ropas en una  mesa o en el suelo con algo de comida. Se ponen las ropas del difunto y se hace ese velorio simbólico porque es importante encontrar el cuerpo.  Dicen los cuentos, dicen las historias, que los condenados --se les llama así a aquellos que no encuentran sus cuerpo para darles sepultura-- vagan sin descanso y al vagar sin descanso se le cansan los pies. Es como una transitar permanente para estos vagabundos que  están buscando el descanso.
 
 Antígona es continuidad a un proyecto que nosotros llamamos “Proyecto Memoria”, Proyecto Memoria se llama ahora  antes se llamo  se llamo La Danza del Olvido que era un intento de trabajar la gestualidad del tiempo de la guerra y convertir esa gestualidad en fragmentos, situaciones escénicas  para justamente    hacer lo contrario, para evitar el olvido. Pero este proyecto comenzó a tener otras formas y una de sus formas fue el “Proyecto Memoria” del cual el antecedente “Adiós Ayacucho” es una historia...
...Cuando Teresa quería hacer Antígona teníamos por supuesto como otra fuente el texto de Sófocles pero sabíamos desde un principio que ese texto --que se ha trabajado tanto en Europa en Estados Unidos y en América Latina, hay muchas versiones de Antígona-- tendría que ser re-escrito, contemporaneizado, tener una mirada desde ahora porque a nosotros para nada nos interesa por cierto hacer un  teatro arqueológico un teatro que se pueda parecer o que intente imitar la manera como lo hacían los griegos pero sin embargo era una fuente fundamental, era una fuente que nos sirvió de mucho.
 
 Sobre esta fuente una de las primeras cosas que hicimos fue convocar a la casa Yuyachkani a mujeres, madres y hermanas que habían vivido directamente el tema de la represión, de violencia en sí mismo y que nos daban testimonio de como había sido su historia. Fue realmente un proceso muy doloroso y muy conmovedor. Pero esas mujeres era muy interesante como habían hecho ya de su dolor  un ejercicio de denuncia y no estaban cansadas de hacerlo. Y cuando eran requeridas ellas iban siempre y daban testimonio y hasta ahora lo están haciendo porque no pierden la esperanza que sus parientes aparezcan. Tienen esa esperanza y saben que importante es que ellas con su testimonio ayuden a una educación de los derechos en el Perú. Eso fue realmente muy importante, toda nuestra gratitud a estas mujeres. Por eso si ustedes ven el programa de mano este espectáculo está dedicado en primer lugar a esas señoras que vinieron a hablar con teresa.  Era muy interesante ver como en ese momento había un intercambio de roles. Teresa contaba el proyecto, es decir daba una conferencia  decía muchas gracias este es el cuento que yo quiero contar y contaba toda la historia de Sófocles y las señoras luego cambiábamos de lugar, nosotros nos sentábamos en el espacio del espectador y las señoras desde el otro lado nos contaban su versión. Y era muy, muy sorprendente como estas mujeres lo primero que decían era  “igualito nos  ha pasado, igualito paso con nosotras, igual lo hemos vivido” y más sorprendidas todavía cuando sabían que esa historia se contaba hace 2,500 años es decir 5000 años antes de cristo se contaba el mito de Antígona.  Y esa relación de ida y vuelta informativa hacía que esas señoras en primer lugar nos den su gestualiadad, nos den su testimonio parta nosotros buscar también fuentes para nuestro trabajo y al mismo tiempo nosotros les dábamos creo una dimensión histórica de su gesto que a ellas las fortalecía de alguna manera y nos los hacían saber. Ese es digamos, otra fuente importante.
 
Una mucho más importante que todas juntas creo es ya cuando el tema de la violencia empieza a tocar personalmente las puertas de cada uno de nosotros.   Primero la violencia en el Perú era una violencia que comenzó en los Andes y en Lima no se veía. Mucha gente lo veía con desprecio decía como que era problema de los Indios, no es cierto, como que esto no tiene que ver con nosotros.  Hasta que la guerra se hizo presente en la ciudad, en Lima, enel centro comercial de Lima comenzaron a estallar coches bombas.  Ahí es que la burguesía se sintió totalmente amenazada y que la violencia se generalizó y hubo  un tipo de represión totalmente distinta. Años después, frente a la casa de Teresa fue tomada la Embajada de Japón por un grupo de guerrilleros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru y era increíble como esa casa de una calle tranquila se convirtió de la noche a la mañana en una zona militar. Yo para visitar a Teresa tenía que tener un carné, para poder entrar y desde el balcón de la casa podíamos ver lo que pasaba  en la embajada porque era el quinto piso y se veía desde el balcón  Era muy alucinante como se mezclaba la realidad con la ficción. Porque Teresa el día de la toma de los rehenes podía sentir las bombas y  estar en el piso aterrada con su hijo siendo testigo de lo que pasaba y al mismo tiempo con la televisión encendida   y viendo en directo lo que pasaba ahí abajo en el primer piso.
 
  Luego pasó el desenlace que todos conocemos, hubo una intervención tremenda de la cual el gobierno peruano se siente hasta ahora orgulloso que barrió con todos los militantes del movimiento Revolucionario Túpac Amaru y con un comandante del Ejercito Peruano. Pero al comandante del Ejécito peruano se lo enterró con honores, es un héroe nacional. Y los cuerpos de los guerrilleros no se sabe dónde están. Es decir  Antígona tocaba las puertas, estaba al frente abajo, nosotros estábamos en el quinto piso y Antígona estaba afuera, era otra fuente fundamental.
 
Luego como con todo este material entrar al escenario. Cómo hacer para que una idea, una intención se convierta en texto escénico, yo creo que ese es el problema fundamental en el cual me quisiera centrar esta tarde. Cuales son las intermediaciones, cuales son los pasos que hacen que una intención, yo quiero contar esta historia que la cuenta Sófocles, pero como convierto esta historia en un hecho escénico, yo no quiero simplemente montar esto, tampoco quiero hacer periodismo, tampoco quiero hacer solamente  gritar esta historia aunque si me provocaría hacerlo. Que intermediaciones hay, que procesos hay.  Una de las cosas que más me fascinó fue cuando Teresa presentó el proyecto al grupo.  Todos estábamos sentados Teresa abrió su cuaderno y nos contó la historia como luego haría con las mujeres que fueron invitadas.  Y yo vi que ese era el espectáculo, una conferencia y al final de la reunión con Teresa le dije esa es la forma del espectáculo tu vas a hacer una conferencia sobre Antígona y vas a entrar y salir de los personajes y vas a leer tu texto y vamos a hacer un trabajo de fronteras y va a ser súper, porque esa es la manera, las convenciones teatrales están gastadas, al carajo los personajes, olvídate del dramaturgo, vamos ahí arriesgando con todo. Tu sentada o parada comienzas a contar la historia vas trayendo a los personajes con tus notas. (07:45)
 
 Teresa por supuesto como siempre me miró incrédula, e insatisfecha totalmente, y gracias a esa insatisfacción es que yo también me permito sacar otras cosas porque me pregunto después de que ella me mira, de repente estoy optando por la más fácil. Pero yo creía insisto ese es el segundo montaje yo quiero que Antígona 2 sea así, no pierdo laesperanza.  Porque me interesaba muchísimo esa propuesta de fronteras, esos lenguajes puestos ahí en bruto.  El director que de alguna manera es el primer espectador y si a mí me sorprendía tanto esta relación entre los materiales de ella entre las ganas de contar, entre las asociaciones que hacía, con las  fotos que había visto en Ayacucho, con las mujeres, con los testimonios, con las fuentes, con las novelas, no? A mí me parecía muy interesante.  Pero la dejábamos ahí.
 
            La otra fuente era entrar al espacio a buscar convenciones, otras convenciones que nos ayuden también a aproximarnos, a asediar el tema. Porque tampoco se trataba de hacer un espectáculo en el que Teresa cuente la historia. Yo me preguntaba que más podría hacer una actriz que contar la historia y entrar y salir del personaje, es decir hacer un resumen de la historia. No era suficiente, pero yo no sabía que había mas adelante. Solo sabía que este espectáculo era un espectáculo de una actriz que tocaba el tema de Antígona  y que tenía que ofrecer soluciones lo suficientemente validas, creíbles que fluya y sobretodo que sean verdaderas como para poder hablar de todo aquello que queríamos hablar en este tiempo en el Perú.  La primera convención que nos aproxima a esto fue la de una locutora de una radio que estaba en una cabina como las conductoras y que pusimos un hilo invisible por la sala donde llegaban las noticias directamente de Tebas y esta conductora empezaba a leer las noticias y se iba comprometiendo con lo que pasaba y salía de la cabina y luego alucinaba. Y había un adentro y un afuera dentro de la cabina y fuera de la cabina. También era una convención interesante que empezamos a explorar y que nos sirvió mucho en un tiempo y que sirvió sobretodo para acercar el lenguaje, para contemporaneizar el lenguaje. Luego de esta experiencia nosotros invitamos a José Watanabe, el poeta que a escrito el texto, le mostramos el material y él sobre ese material comenzó a hacer unas fichas y dijo yo primera vez que voy a hacer poesía teniendo una estrategias de fichas.  Voy a hacer 24 poemas y cada poema va a tratar de eso y voy a convertir cada ficha en un poema, que les parece?  Nos parecía un poco raro pero asumimos el reto de que sea así. 
 
Y es increíble como lo que suele pasar en el teatro tradicional es que uno tiene el texto y uno comienza a buscar el texto y a contar el texto. Nosotros teníamos fragmentos del montaje y no teníamos todavía el texto pero lo interesante era que teníamos las intenciones que empezaban a correr en el espacio y poeta sobre la base de estas intenciones podía construir sus textos. Entonces el resultado que daba ahí era que los canales eran distintos, por un lado iba la información de las acciones físicas en el espacio y por otro lado iba la información del texto no provocando un clonasmo sino creando una imágen en muchos casos opuesta, diferente. Esta es la otra fuente.
 
Otra fuente es el trabajo ya de la actriz sobre sus propios recursos digamos de cultura de grupo, no.  Muy importante de lo que yo recuerdo como valido para mirar, digo porque el director es el ojo que esta afuera y yo reacciono a lo que el actor o la actriz me propone y sobre esa base yo le puedo sugerir pero en ningún caso hay una relación digamos de autoritarismo ni mucho menos, es decir yo quiero que sea así y punto. Si no es sobre la materia que propone la actriz sobre esa base se da una relación de trabajo. Una fuente importante fue la danza de teatro No.  Teresa estaba trabajando con un maestro japonés y tenia fragmentos de la danza del teatro No que hacia con un abanico, y yo no sabia en que momento podría entrara esa danza, sabia que la danza no tenía que estar tal cual, sino que tendría que ser procesada  pero me interesaba la calidad de energía que hay en esa danza, no?. Finalmente poner a una actriz en situación de representación no es sino orquestar calidades diversas de energía también. Es también eso. Y esta energía del teatro No nos acercaba a la energía de los personajes masculinos que son Creonte, Tiresias y Hemón.  Entonces este trabajo sobre la energía esta puesto, para quienes han visto la obra o para quienes la van a ver, en los personajes pero como calidad de la presencia y no fragmentos de la danza integral sino reprocesados.  Esa fue otra fuente importante.
 
Luego el trabajo con la silla también fue un elemento que ayudo mucho en la estructura escénica. Y acá en dos aspectos por un lado que la silla es un elemento recurrente ya en un espectáculo anterior de Yuyachkani “Hasta cuando Corazón” es el elemento común entre los actores. Pero Teresa tenía y tiene una relación particular con la silla, la trabaja hace tiempo y tenía secuencias con la silla en la zona del entrenamiento general que era lo que hablábamos en la primera reunión y en la zona del aplicado ya era intentar de usar la silla en relación con el relato, convertir la silla en personaje, crear un espacio con la silla, dialogar con la silla hasta darle vida,  hasta poder trabajar el uso múltiple de la silla que primero es explorado en su peso en su forma etc. Hasta poder dar ya, convertirlo en parte de la escritura.    Eso ha sido un elemento importante también en el montaje. (09:33)
 
Otro momento importante para la entrada y salida de los personajes fue el trabajo de una alfombra. Porque había que trabajar con los tempos y con el entrar y salir de los personajes. Entonces pusimos una alfombra y la idea era cuando estas en la alfombra estas en el personaje cuando sales de la alfombra, no estas en el personaje.  Un personaje para nosotros es lo que son sus acciones, entonces estar en la alfombra era el limite y  hacer acciones con una calidad de energía, de presencia totalmente diferente a la cotidiana o a la narrativa, a la que estaba en la zona del relato presentando los hechos.
 
 
Otra fuente muy importante que es esta palmada,  que ustedes van a ver como recurrente en el espectáculo y eso es algo muy personal que le voy a pedir permiso a Teresa para contarlo y esto es algo que es muy importante porque también es un homenaje.  Los trabajos tienen mucho, se trabaja mucho con la experiencia de vida y cuando estamos en el espacio escénico todo confluye, todo se organiza y se articula de una manera distinta. Cuando estuvimos en Cuba, país que amamos tanto, tuvimos la suerte de conocer a una señora que tuvimos que salir un poco a las afueras de la Habana y esta señora, yo quería ir a donde esta señora que me habían dicho que tenia conocimiento que era una señora iniciada y nos pidió un coco, media botella de ron y unos cigarrillos y un pañuelo blanco.  Y fuimos donde esta señora.  Yo quería una limpieza, no quería una iniciación sino quería una limpieza y cuando esta señora nos recibió en su pequeño cuarto lleno de imágenes me dio un lápiz y un papel  y me dijo apunta todo lo que te diga el negro.  Yo no entendí lo que me quería decir, pero yo agarre el lápiz y el papel y de pronto ella junto dos piedras e hizo así  (golpea las piedras)   y se transformó...se convirtió en otro personaje, era impresionante. Entró en un estado de trance y comenzó a dar una serie de pedidos y de información sobre lo que yo debía hacer. Y yo lo apunte ahí tome nota también  lo que el negro me había pedido. Y yo le agradecí mucho y esa imagen y esa presencia nos acompaña a Teresa  y a mí de esa experiencia maravillosa que tuvimos.  Y Antígona la  hemos evocado también, porque esa señora convocaba a los espíritus. Y yo siento que Teresa cuando hace la palmada también convoca a los personajes, entonces llama al personaje, eso puede ser muy técnico pero al mismo tiempo estamos conectados con es espiritualidad. Porque no se puede hacer de otra manera. En este trabajo, este es un ejemplo, no puedo hablar  de todos los ejemplos de vida personal que hay también en el trabajo pero si quiero aproximarlos a un terreno desconocido también en el trabajo del actor y por qué no?.
 
En los primeros años de Yuyachkani yo no me hubiera imaginado tener una actitud en donde le pueda dar un lugar a este sentimiento a esta manera de asediar el conocimiento o el trabajo.  Y siento que   efectivamente tienen un lugar. El espectador no tiene que saberlo, para que el espectáculo valga yo no tengo que empezar la obra y contarle todo esto, pero el espectador lo siente como verdadero y al sentirlo como verdadero siente que hay una conexión.  Yo lo que estoy tratando es de abrir un poco esa información y darles cuenta de ese momento para entender que lugar tiene lo desconocido también en el trabajo del actor. No todo es un proceso racional pensado ordenado. Y sin embargo todo eso como en la vida se armoniza, confluye de una manera. Y yo creo que es un espectáculo muy concreto no es ningún hecho de superchería ni de ningún tipo de cosa rara, pero sí hay un elemento ahí de espiritualidad importante en el trabajo de la actriz que también el director comparte como parte de su experiencia y eso tiene un lugar y eso es importante que todos lo sepamos porque confluye y da cuenta también de cómo es este proceso de trabajo.
 
Luego han venido otros elementos como por ejemplo la música y el código de la luz que lamentablemente no lo podemos poner como es en realidad porque no tenemos todas las condiciones y también el vestuario que va también en ese sentido de poder convocar de que pueda ser un vestuario neutro, que pueda ser con un breve cambio pues, convocar a otro personaje.  Y hay algo creo que es importante. Creo que lo más importante de todo este proceso es la culpa, el procesamiento de esa culpa. Yo pienso que los peruanos con esa cuenta de 25,000 muertos encima hemos tenido y tenemos mucha culpa y tenemos algo no resuelto con aquellos gestos que no supimos resolver a tiempo. Por eso este espectáculo también al mismo tiempo es un acto de limpieza, es un enterramiento simbólico que hacemos cada noche para poder pasar con mas limpieza a los otros temas que nos van a tocar. Y poder compartir también con nuestros compatriotas, esa revalidación de Ismenas. Yo creo que más que Antígonas en el Perú han habido Ismenas, han habido Ismenas. Y yo creo y más nos identificamos seguramente con Ismena que con Antígona por ese gesto que no se pudo hacer a tiempo.
 
 TERESA RALLI:
[Orígenes del proceso]... este proyecto de Antígona está viviendo en nosotros desde años atrás.  A través de esos años hemos ido haciendo otros espectáculos en el grupo entonces quizás en  el primer cuaderno que yo abrí para este proceso [...]    yo escribí , palabras sueltas, Antígona famélica, con el pelo corto --yo nunca me había cortado el pelo nunca en mi vida, solamente hasta acá--  Antígona con el pelo corto construye su propia cárcel en el escenario con adobes, con ladrillos de tierra. Esa imagen de construir algo en el escenario con ladrillos de tierra fue colándose en otros espectáculos que hicimos en el grupo.   Pero la imagen que siempre he ido escribiendo en los cuadernos hasta que se ha ido completando el proyecto y creándose el espectáculo, es una pregunta:  ¿Por qué yo quiero hacer esta obra? Por qué yo quiero hacer este espectáculo?.   Habían épocas en el proceso con Miguel ya, yo me preguntaba y me decía, pero mejor hagamos una obra en la que entren los demás compañeros del grupo, hagamos un montaje donde este todo el grupo.  Por qué tiene que ser un unipersonal?. Daba marcha atrás, no quería, por momentos quería dejar el proyecto. Pero por momentos sentía mucha necesidad de llevar a cabo el trabajo.  Entonces llego un momento en que me di cuenta de que lo que estaba haciendo era yo como actriz enfrentarme en una soledad absoluta en el escenario ante una historia, trayendo una historia en la que una mujer en una soledad absoluta también se enfrenta al poder. Entonces ahí recién para mí como que tuvo un sentido doble. Esta mujer que fue creciendo en la obra con un perfil de tranquilidad. No esta Antígona fuerte que siempre ha aparecido en la historia de las Antigonas, han habido Antigonas guerrilleras, Antigonas furiosas,  inclusive una versión que se llama Antígona furiosa.  Siempre Antígona es alguien de quien se sabe que tiene una fuerza y por lo tanto que va a ser  muy firme hasta el final, pero nuestra Antígona todo lo contrario, es muy frágil hasta en su voz  y de pronto de esa fragilidad saca una fuerza y una determinación que no tiene fin.  Y esta sola, absolutamente sola ni siquiera su hermana la ayuda, menos aun una sociedad, menos aun ningún gobierno, ninguna ley, ninguna nada, solamente su convicción de que lo que esta haciendo es justo.  Y esa soledad  es la que esta en todos mis cuadernos desde el principio hasta el ultimo cuaderno que esta acá conmigo...
...Cuando tuvimos esta etapa de la que Miguel ha comentado, de conversar con las mujeres, con las esposas, las madres de desaparecidos en el Perú, estas señoras de todas las edades...  lo que se repetía en todos los testimonios era que su vida había cambiado totalmente.  Hay una señora que se llama Raida Cóndor, que es la que terminó siendo la representante de un comité de familiares. Y esta señora el día que yo la conocí y que empecé a conversar con ella, porque después  volvimos a vernos muchas veces, ella te decía: yo era una senora que todos los dias me levantaba, iba al mercado, compraba la comida, cocinaba para mis hijos, alguna que otra ves veia las noticias, mi vida era asi. Y en el momento en que sentí en que me habían arrebatado a mi hijo y que yo no lo iba a volver a ver mas, mi vida cambió.  Tuve que aprender a leer, ella me contaba eso. Tuvo que aprender a leer, fue a la escuela, ella no había terminado de estudiar, entonces su vida se transformo en otra cosa, y ella me contaba eso, y  mientras me lo contaba su apariencia y toda su imagen y toda su gestualidad era de una fragilidad increíble; y ella, era muy fuerte dentro de sí para haber podido cambiar a los 45 o 50 años todo el horizonte de su vida con el unico objetivo de lograr justicia para ella, para su hijo y para otras madres.  Entonces era una cosa que se repetía, que se repetía. Y yo empecé a viajar en mi memoria y a recordar también que hemos conocido a lo largo de la vida del grupo cuando hemos viajado.  Y empecé a darme cuenta que sí, de que lo que existe es una imagen de que la mujer que lucha por algo tiene que responder a ciertos marcos de comportamiento, es decir siempre tiene que ser fuerte, siempre tiene que saber lo que hay que hacer  y siempre tiene que estar adelante.  Entonces me di cuenta  de que la realidad no es así, de que la realidad es mucho más compleja. Y que casi siempre la fragilidad es aquella engendra una fuerza. Y así fue como fue naciendo esta imagen de Antígona. Por otro lado también en la historia del grupo en la que las mujeres tenemos una presencia bastante fuerte... no?. Yo creo que nos hemos construido así, las mujeres de Yuyachkani tenemos una apariencia de....  las guerreras, las que todo lo hacen, las que hacen Kung-Fu, que trabajan con esto que siempre estamos aquí adelante.  Y cuando tuvimos un proceso de trabajo solo las mujeres, de esto hace algunos años, bueno eso es ya otro tema pero tiene que ver, no?, nos cuestionamos este comportamiento que nos veíamos obligadas a ejecutar para  hacer entender que éramos fuertes, no?. Y empezamos a darle un lugar a nuestra debilidad, a saber de que somos también lo otro y de que nuestra fuerza no nos exime de sentirnos frágiles y de sentir que tenemos espacios de debilidad como todo ser humano finalmente y es así como surge esa imagen de Antígona...
 
Miguel Rubio:
[Vigencia Histórica] ...Pienso que el tema de Antígona tiene total vigencia y ahora en nuestro país en particular mucho más cuando hay una dictadura que a todas luces ha hecho lo posible y lo imposible para mediante unas elecciones totalmente fraudulentas, perpetuarse por cinco años mas en el poder.  El tema de los derechos humanos es un problema capital en el Perú es fundamental, y la idea de que nosotros  montemos Antígona y que le demos un espacio especial en el proyecto de Yuyachkani al tema de la memoria,  no esta sola. Tiene que ver con eso, tiene que ver con el tiempo que se viene y tiene que ver justamente con plantear, poner sobre la mesa el tema de los derechos humanos, pero ponerlo de una manera preventiva,  también, no?.  Como que nos hemos cansado también de llorar por aquello que pasó, por denunciar la muerte.  Creo que ahora hacer política pasa por hacer conciencia ciudadana también, pasa por gestos muchos mas pequeños. Y dentro de estos gestos creo que este gesto de la memoria, el gesto de recordar, de repetir es muy importante. Y en el Perú están naciendo formas de comunicación  nuevas muy interesantes.  Por ejemplo, los jóvenes plásticos salieron   hace poco a lavar la bandera peruana en la plaza mayor de Lima. Frente al Palacio de Gobierno se convocó a todos los ciudadanos que querían lavar la bandera porque la bandera es el símbolo de la patria y ese honor pues está embarrado por la dictadura. Entonces con jabón y bateas fuimos a lavar y a convertir toda la plaza mayor en un gran tendedero, eso también es importante. Luego el repudio de los jóvenes frente a la Oficina Nacional de Procesos Electorales que es  la ONPE que es desde donde se orquesto y se maquillaron los resultados de las elecciones, pues ayudamos a decir cual es esa imagen haciendo un entierro simbólico de la ONPE frente al palacio de justicia. Entonces hoy en día  hay nuevas maneras de intervenir en espacios públicos pero esta de la memoria y la de la calle, yo creo que se complementan muy bien.
 
[Sobre el público] ...Desde el inicio este proceso ha estado vinculado a los organismos de derechos humanos, directamente vinculado. La Federación Internacional de Derechos Humanos, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos Y la Asociación de Derechos Humanos del Perú APRODE ha estado directamente vinculada con testimonios y con presencia de activistas en todo el proceso. Osea, no solamente es que la obra se comparte cuando esta lista sino desde le inicio mismo desde la discusión misma del proyecto  y con los ensayos públicos que hemos hecho con gente, señoras de barrios, publico en general también y familiares directos.  Ahora la idea para mí, no es solamente que la obra este ámbito solo presentarlo en esos sectores, sino la obra pienso que esta dirigida a todos los públicos. Yo creo que la repercusión de prensa me parece que ha sido muy importante porque se podría entender detrás de la pregunta que el mayor compromiso radica en que la obra se dirija a un ámbito de las personas directamente afectadas.  Yo creo que eso no es totalmente cierto.  En la medida en que pueda haber un campo de acción mucho más amplio es mejor.  El volver a tomar el tema que el teatro, que  Yuyachkani haga esto es... poquito, no es digamos una gran labor porque el ámbito de llegada del teatro es chiquito, es modesto. Pero si en sta modestia creo que es importante plantear el tema en todos los sectores...
 
 
 
Entrevista Realizada a Miguel Rubio (Director) y Teresa Ralli (Actriz) durante el Primer Encuentro Anual del Instituto Hemisférico de Performance y política – Brasil 2000